COMPAÑÍA

OBRAS

QUÉ AZUL ERA EL CIELO!

O NO ME AGUANTO ESTAR SOLA!

Fragmentos de situaciones amorosas. Mujeres, amigas, amantes, madres, criadas… que influenciadas por diferentes deseos, temores o frustraciones viajan a otros espacios y tiempos para revivir sus recuerdos.

Imagina que entras en un espacio en el que sueños y realidad se entremezclan. Historias habitadas por personas y personajes que, desde diferentes estancias de su casa, viajan a otros espacios y tiempos para revivir sus recuerdos, proyectar sus anhelos, encontrarse con sus miedos… 

 

Así como nuestros sueños son habitados por personajes que profanan, hurgan y deforman nuestros temores o deseos más profundos; en esta obra, los cuerpos escénicos de las actrices encarnan y recuerdan diferentes sucesos amorosos en los que a veces son amigas, otras amantes, hermanas,hijas… ¿Al fin y al cabo, quién no tiene recuerdos de amor de todo tipo? ¿Quién ama de una manera única y sólo una vez?¿Quién olvida para siempre o proyecta de por vida? Collage, texto, movimiento, canto, video. ¿Todo esto para qué? Para hablar de amor y muerte. 



Creación y dramatúrgia Melina Pereyra / Interpretación Laura Calvet, Natividad Insua, Lenka Maresova / Chelo Martín Melendez / Escenografía Natalia Rubio Arjona / Diseño de iluminación Maritxel Perez / Fotografía Michael Kurzweil y Andrea Nacach / Diseño gráfico Natalia Nemi / Producción Chroma Teatre / Espectáculo de Chroma Teatre en Residencia Escénica Can Felipa / Agradecimientos Teatre l'Enjòlit, Can Felipa, La Palomera, Nicolas Chevalier, Violeta Abrate, Juan Miranda, Pedro Zlachevsky.